digital +
 

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

agosto 2010

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Sobre el Blog:

Puede ser que no te guste. Bien porque te has propuesto no pisar nunca una plaza de toros, bien porque difieres de todo lo que aquí se escribe. Pero, si quieres, te invito a echarle imaginación. Sólo tienes que pensar que Andanada del 9 es, por ejemplo, el nombre de una tasca a la salida de Las Ventas, de La Maestranza, de la plaza de Pamplona, de Vistalegre o de La Misericordia de Zaragoza. Aquí quedaremos para hablar de toros después de la corrida. Yo siempre estaré sentada en la barra, esperando. ¿Aceptas?

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Dolores de octubre | Inicio | Piano, rejones, despedidas y algo más »

17 octubre, 2009 - 21:34

Con la cruz a cuestas

Como el judío errante. Los toros de Miura son como el judío errante. Esa es la conclusión a la que se llega al ver el comportamiento general de los de Zahariche hoy en Zaragoza. Aunque, como muchos de ustedes saben, la cosa ya viene de largo...

Cruz Si uno está condenado a vagar por el mundo hasta el regreso de Jesús, los otros parecen estar condenados a ir de feria en feria dejándose la casta por el camino. Y, con ellos, condenan a los toreros que deben pasar por el trago de lidiarlos. Y también al público, claro. Esos pobres ilusos que esperan ser testigos de un flashback sin ficción... Pero los 'miuras' de ahora suelen recordar a almas en pena que recorren los ruedos. Obligadas, parecen, a pagar por todas las vidas que quedaron colgando del largo y tenso hilo de su historia. Hartas ya de embestir. Cansadas de cargar con la cruz de su nombre. Impotentes al saber que no pueden estar a la altura de una leyenda que se les queda grande.

Pero para impotencia, la de Alberto Álvarez frente al compromiso de hoy. Tu plaza, tu gente, tu carrera en pausa... Y el judío errante que te hace un guiño desde ese coso de la Misericordia. O sale Cartafilo hablándote latín, o sale ese hebreo arrepentido de sus pecados que ya no quiere pelea alguna. Y tanto de una cosa como de la otra tuvo un torero para el que los contratos brillan por su absoluta ausencia. El otro maño del cartel, que tampoco es que ande sobrado de cortijos y Mercedes, se encontró con un quinto toro dispuesto a redimir al mundo en la carne de Jesús... Millán.

Pero quien estuvo a punto de vivir un episodio bíblico fue Rafaelillo con el cuarto, que puso el filo de sus astas sobre el cuello del torero, sin conseguir al final su objetivo. Milagro en la Misericordia que vio cómo un hombre se le entregaba, explicando cómo puede uno poner todo lo que le falta al que tiene enfrente. El presidente comprendió la parábola enseñada por el maestro, y decidió ponerla en práctica. Pocas veces ha estado más acertado que en esta ocasión. Porque el público frío de Zaragoza no valoró en su justa medida los muletazos templados al primero, únicos de la tarde, y la garra de Rafaelillo con ese segundo de su lote. Será que entre tanta mansada se han vuelto un pelín ateos...

Comentarios

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341c025253ef0120a5f05061970b

Listed below are links to weblogs that reference Con la cruz a cuestas:

Copyright © CanalSatélite Digital, S.L. - Avenida Artesanos, 6 28760 Tres Cantos (Madrid) Teléfono (+34) 91 736 70 00
Copyright © Prisacom S.A. - Ribera del Sena, S/N - Edificio APOT - Madrid [España] - Tel. 91 353 7900