digital +
 

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

agosto 2010

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Sobre el Blog:

Puede ser que no te guste. Bien porque te has propuesto no pisar nunca una plaza de toros, bien porque difieres de todo lo que aquí se escribe. Pero, si quieres, te invito a echarle imaginación. Sólo tienes que pensar que Andanada del 9 es, por ejemplo, el nombre de una tasca a la salida de Las Ventas, de La Maestranza, de la plaza de Pamplona, de Vistalegre o de La Misericordia de Zaragoza. Aquí quedaremos para hablar de toros después de la corrida. Yo siempre estaré sentada en la barra, esperando. ¿Aceptas?

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Inopia bilbaína | Inicio | Realidades paralelas »

24 agosto, 2010 - 23:49

Yo quiero ser un toro de Joselito

Y sembrar de casta el ruedo que pise. Y vender cara mi piel, llevando a lo más alto mi nombre y el de mi ganadería. Quiero perseguir la muleta como si no hubiera nada más en el mundo. Como si el hilo que me une a ella fuera el cordón umbilical que ata la vida con la muerte. Que ata mi propia vida, tu propia vida, sus propias vidas con mi muerte, con tu muerte, con sus muertes. Con la vida y la muerte, incluso, de los que ya se han ido.

Quiero hacerme el dueño de la arena. Que mi sangre se mezcle con el albero de Sevilla, con el duro firme de Madrid, con el polvo ferruginoso de Bilbao. Que vuelva, de nuevo, en los últimos minutos a la tierra, oscura, que me da la fuerza telúrica con la que planto cara a mi enemigo. 

Quiero que los tendidos tiemblen con mi fuerza. Que cada una de las personas  que están en la plaza sienta correr por sus venas un poco de la casta que me desborda, que me hace perseguir esa tela poniendo todo lo que soy en el empeño. Quiero agachar la cabeza y presentar, a la vez, mis armas desafiantes, sin ambages, dispuesto a embestir de frente y por derecho a todo aquel que quiera retarme. ¿No me ves? Soy un toro bravo. De mí vas a aprender lo que es enfrentarse a cada obstáculo con nobleza; con ese poder tan oculto como deslubrante, tan latente como dormido, que aguarda sólo en lo más profundo de unos cuantos a que alguien se atreva a despertarlo.

Yo quiero ser como un toro de Joselito para plasmar en mis fieras acometidas la propia bravura del que me crió. Quiero ser rebelde y demostrar ante tanta gente que así, casi sin quererlo, puedo dejar en evidencia a aquel que no sepa estar a mi altura. Quiero hacer honor a las reatas más antiguas de las que procede mi sangre encastada. Quiero que en mi forma de tomar el engaño, largo y en contacto con la tierra - como un arado que la renueva para generar más vida - estén presentes todos los toros y las vacas que me precedieron. Ellos, en mis pechos, en mi morrillo, en la fuerza de mis cuartos traseros, en la gloria que se encuentra al otro lado de mis pitones... ¡Toreros a mí! Que tenéis que demostrar que sois dignos de que me entregue a vosotros.

Por eso, yo quiero ser como un toro de Joselito y tener la fortuna de caerle en suerte a Morante. Quiero casar - bajo el rito de la Tauromaquia - la profundidad de mis embestidas con la profundidad de sus muñecas, de su cintura y de sus conocimientos taurinos. Quiero que la irracionalidad de mi casta se una a la naturalidad - que de tan asumida puede que también se haya vuelto irracional - en su forma de jugar los brazos, las manos y hasta la última onda que le sale en el pelo. Porque quiero que, en cada cite, mi cuerpo de toro bravo se sienta lidiado por Rafael, por Gallito, por Belmonte, por Chicuelo y por Pepe Luis. Porque quiero que en esos veinte minutos, sin los cuales mi vida no tendría sentido, confluya toda la Historia del Toreo. Lo mismo que en tu propia vida - la tuya, sí, lector - alguna vez habrás sentido que mereció la pena nacer sólo para vivir un momento que nunca volverá a repetirse de inigualable que fue. ¿Que nunca te ha pasado? Haz memoria. O, si no, sigue esperando.

Comentarios

Lo he terminado de leer casi llorando

Sencillamente MAGNIFICO.

Muchas gracias, Paco. Por tu comentario y por leerme ;)

De obligada lectura para antitaurinos, convertiría a muchos.

Y yo quiero escribir como tú

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341c025253ef0133f34c1732970b

Listed below are links to weblogs that reference Yo quiero ser un toro de Joselito:

Copyright © CanalSatélite Digital, S.L. - Avenida Artesanos, 6 28760 Tres Cantos (Madrid) Teléfono (+34) 91 736 70 00
Copyright © Prisacom S.A. - Ribera del Sena, S/N - Edificio APOT - Madrid [España] - Tel. 91 353 7900