NBA PLAYOFFS 2013: COMO EN CASA (22 ABRIL 2013) 22 abril, 2013 - 06:15

 

El primer partido de cada eliminatoria de primera ronda de los playoffs de la NBA se saldó con victoria local. Resulta que una competición universalmente tenida por propicia para las sorpresas no lo es tanto. En los últimos trece años, cada equipo que juega con la ventaja de campo en primera ronda y que además saldó en positivo sus enfrentamientos de la temporada regular contra ese rival ha acabado ganando esta eliminatoria de primera ronda de playoffs en un ¡¡95%!! de los casos. En esa situación estarían ahora mismo Miami Heat, New York Knicks, Oklahoma City Thunder, San Antonio Spurs, Denver Nuggets y Los Angeles Clippers. 

 

MIAMI HEAT – MILWAUKEE BUCKS (1-0) 

El equipo de Spoelstra comenzó a romper el partido al final del tercer cuarto. Los puntos solitarios de Ellis y Jennings (48 entre los dos) fueron prácticamente lo único reseñable de unos Bucks frágiles en defensa y rebote. Miami Heat tuvo cinco jugadores en dobles figuras y Milwaukee solo aportó veinte puntos anotados de todo su juego interior. LeBron James se quedó a dos asistencias del triple doble, seguramente inspirado por el tema “Right now” de Rihanna ft David Ghetta. La cantante de Barbados asistió en directo al partido. 

 

NEW YORK KNICKS – BOSTON CELTICS  (1-0) 

Los Knicks tienen un ejecutor con categoría de MVP. Carmelo Anthony (36 puntos) maltrató la canasta rival en el inicio y en el final (8 puntos y 1 asistencia en los últimos ocho minutos) de un partido de corta anotación. Pero los autores intelectuales de esta victoria fueron seguramente el entrenador Mike Woodson y el veterano Jason Kidd, inspiradores también de aquel determinante inicio de temporada y de la vuelta de tuerca defensiva en la segunda mitad del partido del sábado. Boston desarrolló una rotación de siete jugadores y la única aportación anotadora que recibió de su banquillo fueron cuatro puntos desde la línea de tiros libres. Es una serie de momento sin juego interior, Kevin Garnett y Tyson Chandler demostraron estar lejos de su mejor momento físico. 

 

INDIANA PACERS – ATLANTA HAWKS  (1-0) 

Para que Indiana Pacers meta 107 puntos es imprescindible un alto demérito del rival. Atlanta presentó un quinteto titular más bajo y menos físico que el de los Pacers y sucumbió frente al juego total de Paul George, que sumó un triple doble (23 puntos, 11 rebotes, 12 asistencias). Esperanzador para los Pacers, con respecto a futuras eliminatorias, que Roy Hibbert fuera el jugador de Indiana que más veces lanzó a canasta. 

 

BROOKLYN NETS – CHICAGO BULLS (1-0) 

La serie con la que más dudas mostraban los pronosticadores en las previas de los playoffs comenzó contundente a favor de los Nets. El equipo de Carlesimo hizo un partido redondo en ataque y acreditó un 56% de acierto en tiros de campo contra una defensa de fama y postín. Deron Williams y Brook Lopez fueron los protagonistas principales desde el primer minuto de un partido anticipado por la interpretación del himno a cargo del jugador de los Nets Jerry Stackhouse:

http://www.youtube.com/watch?v=jlqvwOiBFP4

Los Nets, que llegaron a ganar hasta por 28 puntos, tuvieron la mejor noticia en el regreso, quizás al mejor nivel de la temporada, de Gerald Wallace. Chicago Bulls, que se hospeda en N. York en el mismo hotel que los Boston Celtics, jugó sin Rose y con Noah lesionado, solo capaz de estar trece minutos sobre la pista. Boozer fue el mejor, Deng no estuvo a la altura y Hinrich también dejó el partido lesionado en el tercer cuarto. 

 

OKLAHOMA CITY THUNDER – HOUSTON ROCKETS (1-0)

Tras algún susto en el segundo cuarto los Thunder evitaron problemas cuando Ibaka entró en escena, como buen especialista en seguridad de este grupo de élite. El internacional español no solo reboteó, taponó y metió triples, también se esmeró en frustrar lo que pudo a la mayor parte de sus rivales. Houston no ofrece defensa, solo capacidad de rebotear, darle el balón lo antes posible a Harden y que éste corra para poder anotar antes de que Ibaka y Perkins alcancen su posición defensiva. 

 

SAN ANTONIO SPURS  - LOS ANGELES LAKERS (1-0)

Spurs y Lakers eran equipos inescrutables antes del inicio del partido pero en cuanto rodó el balón vimos al Parker y al Ginóbili de siempre mientras en los Lakers divisamos a dos pívots perdidos en el desierto. El resto de jugadores del equipo de D’Antoni acreditó un 33% global de acierto en tiros de campo. El primer cuarto ofreció un parcial de 24-15 a favor del equipo local en un partido en el que los Lakers volvieron a pecados ya consolidados esta temporada: Los fallos en los triples (3-15) y los balones perdidos (18). Gasol acreditó 16 puntos, 16 rebotes y 6 asistencias.

 

DENVER NUGGETS – GOLDEN STATE WARRIORS (1-0) 

El partido más igualado del fin de semana (97-95) se dirimió con una canasta de Andre Miller a falta de 1.2 segundos. Y puede que ahí también haya acabado la serie, tras haber descubierto posteriormente la lesión definitiva de David Lee. Miller (28 puntos) fue un salvador prolongado de los Nuggets porque ni Iguodala, ni Lawson ni Wilson Chandler rayaron a gran nivel. Klay Thompson fue el mejor de los Warriors

 

LOS ANGELES CLIPPERS – MEMPHIS GRIZZLIES (1-0) 

Lo dijo Marc Gasol al finalizar el partido: “Nos han ganado a nuestro estilo”. Los Clippers arrasaron en rebote a los Grizzlies y les dieron la puntilla anotando 37 puntos en el último cuarto. Los Clippers parecen conocer la matrícula de los Grizzlies de memoria y ya les han ganado ocho de los últimos doce enfrentamientos. Especialmente dominan Chris Paul y Bledsoe la técnica y la mecánica de Mike Conley, el motor de los Grizzlies. Memphis necesita recuperar su tono defensivo cuanto antes y olvidar los 112 puntos encajados en este primer partido. 

 

 

MARC, PAU Y CALDERÓN 02 abril, 2013 - 03:43

 

Marc Gasol debería entrar en uno de los tres mejores quintetos de la temporada. Solo Dwight Howard y Noah pueden codearse con su rendimiento de esta temporada, teniendo en cuenta también el récord de sus respectivos equipos y los ratings de producción defensiva y ofensiva. Para Mike Prada, de SBNation, Marc debería ser elegido el mejor defensor del año (Aquí lo fundamenta: http://www.sbnation.com/2013/3/15/4108416/marc-gasol-grizzlies-defensive-player-of-the-year

En Slam, recurriendo al llamado Derivada de Rating de Eficacia o Valoración, un parámetro utilizado por la plataforma de análisis deportivo NumberFire  destacan que Marc sería el quinto jugador de la NBA en la carrera por el MVP por detrás de LeBron James, Durant, Chris Paul y James Harden: http://www.slamonline.com/online/nba/2013/04/april-1-nerd-rankings-player/ 


Pau Gasol llega al tramo final de su peor temporada como profesional, una campaña con lesión larga, con siete partidos de suplente, con cinco puntos de anotación por debajo de su media y solo 3.6 tiros libres intentados por partido. Pau ahora juega de titular, aportando en lo que puede. Ha mejorado su condición física en la última semana. Por un momento en los recientes partidos frente a Minnesota y Milwaukee se le vio jugando más cerca que nunca del aro desde que D’Antoni es su entrenador. Lo peor es que los Lakers están inmersos en un océano de inconvenientes. La ausencia de Metta World Peace por lesión deja a D’Antoni sin su jugador favorito para defender a ala-pivots rivales. Nash vuelve a crujir, Clark ha perdido la confianza de su entrenador y el agua de Kobe Bryant en algún momento debe acercarse al punto de desbordamiento de su inmenso pantano, con tanto desgaste, su edad y la lesión en el pie. 

 

Calderón siempre supo cómo ser un jugador de la NBA. Ser y parecerlo. Se puso las pilas para anotar, para mirar las estadísticas, para intentar récords y para ser fiel a sus equipos y convencer a sus entrenadores. Anoche, como cualquier gran jugador de la NBA, volvió a la cancha que fue la suya durante media vida y después de emocionarse con las largas ovaciones del público canadiense cosió en la pista a sus ex compañeros con 19 puntos y 9 asistencias. Además Calderón es el mejor triplista en porcentaje de la NBA con un 46% de acierto, el mejor junto a Chris Paul en relación asistencias/balones perdidos y se mueve entre los cinco mejores de la liga en cuanto a acierto desde la línea de tiros libres. 

 

PAU GASOL: PUNTO DE INFLEXIÓN Y FUGA 22 enero, 2013 - 07:07

 

La situación más negativa desde que Pau Gasol es jugador de la NBA ha alcanzado un punto de no retorno en los Lakers, al menos mientras Mike D’Antoni sea el entrenador, y eso parece garantizado hasta final de temporada. La relación profesional de Gasol y su entrenador ha sido un pulso desde los primeros partidos de D’Antoni en el banquillo, con el paréntesis mentiroso de la cena en el Restaurante Petros de Manhattan Beach el pasado 19 de Diciembre. 

Si nos guiamos por los últimos acontecimientos Mike D’Antoni ha perdido los papeles, si es que llegó a South California con ellos en la mano. Un entrenador que pone a un jugador, sea quien sea, de suplente en un partido, de titular al siguiente y de suplente en el tercero, en cuestión de cinco días y sin recomendaciones médicas de por medio no tiene defensa, justificación, autoridad ni convicción. A D’Antoni se le fichó para hacer funcionar a un equipo con cuatro intocables que suman 75 millones de dólares de salario esta temporada. Primero trató de hacer jugar a un jugador de 2.13 m. de estatura y 32 años a siete metros del aro. Vean las situaciones de tiro de Gasol en la última temporada de Phil Jackson y comparen:

http://www.basketball-reference.com/players/g/gasolpa01/shooting/2011/

La decisión de sentar de inicio a uno de sus cuatro intocables, con el discreto plan de hacerle jugar 24 minutos por partido, es desperdiciar el capital invertido por la franquicia. D’Antoni ha lanzado el órdago de la suplencia de Gasol en Chicago porque sabía tras la derrota en Toronto que la situación y los resultados podría ir a peor en los siguientes doce partidos. Nueve de ellos son fuera de casa y muchos ante rivales de categoría. D’Antoni se ha dado cuenta de que no es capaz de sacar más con lo que tiene. Sabe que su sistema no es flexible ni adaptable a las dos torres y sentando a Gasol quiere acelerar el proceso del traspaso, para ver si con un cuatro o tres y medio abierto (tipo Rudy Gay, Josh Smith..) y al menos otro refuerzo de perímetro puede engancharse al carro de los playoffs y de esa manera garantizarse el comienzo de la temporada que viene en el banquillo. 

Hasta hace una semana Pau Gasol estaba empeñado, encabezonado en quedarse en los Lakers, en superar la situación. Cuando se enteró el lunes por la mañana de su suplencia el enfado se multiplicó y se acerca en grado al que ya arrastra desde hace días su agente Arn Tellem, que ya ha pedido una entrevista con el General Manager Mitch Kupchak. Queda un mes de plazo para la fecha límite de traspasos pero el tiempo corre rápido para los Lakers, por su clasificación y porque con cada partido, con cada decisión y con cada rueda de prensa de su entrenador Pau Gasol puede perder valor económico en un posible traspaso y aumentar la dificultad para el mismo. Y eso es un perjuicio incalculable para una franquicia que perdió el oremus en sus cálculos de los dos últimos años.

Antoni Daimiel

 

¿PAU GASOL A MINNESOTA? 28 noviembre, 2012 - 22:59

 

  A lo largo de hoy ha surgido en las redes sociales y en Marca.com (citando a David Aldridge y ESPN como fuentes) el rumor de un traspaso múltiple entre cuatro equipos por el cual Pau Gasol podría recalar en Minnesota Timberwolves. Yo no tenía referencias sobre esa posibilidad, más allá de que el interés de Timberwolves por Pau Gasol viene ya de largo, de hecho durante la temporada pasada la franquicia de Minneapolis ya mantuvo conversaciones en esta dirección. Ese rumor incluye operaciones difíciles de entender, por ejemplo los motivos por los que Detroit Pistons querría a Okafor (28 millones por cobrar) teniendo a Monroe y a Drummond. No sé por qué Washington Wizards tendría interés en quedarse con el contrato de Charlie Villanueva (16.5 millones por ganar). Por otro lado sí es creíble que D’Antoni viera con buenos ojos para su baloncesto a Ariza, Jerebko y a unos Barea y Derrick Williams que para Rick Adelman podrían ser prescindibles en el caso de que lograra incorporar a Pau Gasol. Pekovic es un buen jugador en último año de contrato, por lo tanto muy apetecible para cualquier equipo. Si Minnesota Timberwolves está dispuesto a prescindir de él es porque crea que Pekovic no valga lo que va a valer a partir del próximo verano. Pekovic pedirá 10 u 11 millones de dólares por temporada en su próximo contrato, muy normal según mercado y más aún con un agente como Jeff Schwartz, el mismo representante de pívots con grandes contratos firmados con Timberwolves como Al Jefferson y Kevin Love

Así las cosas, veo complicado que Lakers se anime a un traspaso así con solo cinco partidos de D’Antoni en el banquillo. Anoche contra los Pacers D'Antoni recurrió a Pau Gasol como center en la segunda mitad, dejando a Jordan Hill sin utilizar. Y quedó contento con esa experiencia. Pero no hay duda que si los malos resultados se mantienen el siguiente movimiento será el de la plantilla a través de algún traspaso y Pau Gasol podría ser, de nuevo, la principal moneda de cambio. Minnesota Timberwolves mientras tanto no va a perder de vista a Pau Gasol. Sin embargo lo lógico es que Minnesota buscara en el traspaso la suma de un escolta si consideramos las lesiones de Roy y la inexperiencia de Shved. Detroit y Washington lo normal es que piensen ya en la temporada que viene y no se endeuden más aún.

Antoni Daimiel 

LOS LUNES A OSCURAS (26-11-2012) 27 noviembre, 2012 - 01:40

 

Pau Gasol y Mike D’Antoni han destensado el clima denso y de presión alta creado tras las declaraciones de uno y otro inmediatamente después de la derrota en Memphis. Hablaron el sábado por la mañana y lo volvieron a hacer durante cinco minutos tras la victoria en Dallas. La conclusión pública compartida por ambos es que están en un periodo de ajustes y que tienen que seguir trabajando. D’Antoni ha vestido sus críticas públicas de puyas bienintencionadas para motivar a Pau. Gasol alega tendinitis en las dos rodillas. Y mientras tanto Phil Jackson declara públicamente que la decisión sobre el nuevo entrenador de los Lakers fue producto de “unas copas nocturnas”.

Kobe Bryant es el máximo anotador de la NBA, con 27 puntos por partido de promedio y con 18 tiros lanzados de media por encuentro. Kobe dic e que va a anotar más cuando reaparezca Nash, idea que se fundamenta en que va a tirar más ya que sus porcentajes de acierto actuales son difícilmente mejorables (51% en tiros de campo y 41% en triples).

Soy de los Washington Wizards, todavía. Con 42 años no se puede cambiar de gustos, filosofía vital o equipos. El resto de cosas es hasta conveniente irlas renovando año a año al estilo Guardiola. Después de once derrotas para empezar la temporada y una vez superada Acción de Gracias y el Black Friday era de esperar que apareciera en el Verizon Center de Washington una pancarta de este estilo: "All i want for Christmas is a win" (Todo lo que quiero para Navidad es una victoria).

Me contó Andrés Nocioni que Doug Collins era muy pesado, que era capaz de no parar de hablar, día tras día, a un jugador al que no sacaba a jugar. Esta circunstancia la relaciono directamente con el hecho de que Philadelphia 76ers haya ganado o haya perdido por más de cinco puntos e sus primeros catorce partidos de la temporada. Esto no es normal en una competición donde en cuatro días de competición hemos visto once prórrogas. Los Sixers cortaron la racha ganando a Phoenix Suns por tres puntos en su 15º partido. Seguro que influyó que era el segundo partido en dos noches y habían perdido el anterior en la prórroga.  Pero a lo mejor los oídos de los Sixers se han vuelto más insensibles a los excesos transmisores de su entrenador.

Muy pendientes de los partidos como local de Minnesota Timberwolves ante Cleveland Cavaliers (7 Diciembre) y ante Denver Nuggets (12 Diciembre). Ricky Rubio podría reaparecer en uno de esos partidos.

Ocho jugadores que han lanzado esta temporada más de 50 triples (más de dos intentos por partido) acreditan mayor acierto en sus tiros de tres que lo que acierta DeAndre Jordan (Los Angeles Clippers) en los tiros libres durante toda su carrera. Por eso Jordan no suele jugar la mayor parte de los últimos cuartos de partidos más o menos igualados de los Clippers.

Antoni Daimiel

SI NO HAY TÉ ME PIDO UN CAFÉ (CORTO, ITALIANO) 12 noviembre, 2012 - 22:51

 

Mike D'Antoni va a comenzar en los Lakers su cuarta aventura como entrenador jefe en la NBA, el reto más complicado de su carrera. Le han dado tres años garantizados de contrato pero todo el mundo sabe que la consecución o al menos poder tocar como finalista un anillo de campeón será lo único que le permita continuar una segunda temporada en una franquicia tan caliente e inestable. Unas fechas de la temporada a las que por cierto nunca ha llegado trabajando Mike D’Antoni. A Mike Brown también le garantizaron tres años de contrato cuando sonriente firmó un acuerdo para entrenar a los Lakers en Mayo del 2011 y le han despedido con solo cinco partidos disputados en su segunda temporada. Cinco partidos de una temporada de Lakers es un 5% de lo que debería ser la longitud de su campaña.  

Los Angeles Lakers es una olla a alta presión en la que solo está seguro Kobe Bryant porque tiene una cláusula en su contrato que le permite vetar cualquier traspaso. Desde que Jackson y sus amplias competencias abandonaron el barco y tomó las riendas Jim Buss el camarote de los hermanos Marx se podría comparar a un cónclave de abades cistercienses en relación al totum revolutum que ha contaminado a esta franquicia. D’Antoni es un plan B venido a menos por la pésima gestión que los dueños y Kupchak han hecho del proceso de selección. Un entrenador amable con los jugadores y con el juego como D’Antoni debía haberse convertido en una noticia agradable de no haber mediado y haberse hecho pública la negociación con Phil Jackson

A los Lakers normalmente solo les vale ganar y a éstos en concreto no solo les vale sino que les urge. Tenía sentido que el entrenador más ganador de la historia de la NBA se uniera a este proyecto, costara lo que costara. Como alega algún periodista americano si a Magic Johnson le dieron acciones como propietario de la franquicia después de ganar cinco títulos por qué no se las iban a dar a Jackson, que ha ganado otros cinco con los Lakers. El dinero no ha sido la barrera con Jackson, ni siquiera lo ha sido su solicitud de tener la posibilidad de saltarse algún partido de fuera de casa o alguna sesión de tiro. La barrera tiene que ver con el poder porque Jackson solo hubiera regresado con potestad superior a Jim Buss ya Kupchak en cuanto a dirección de personal y decisiones deportivas. Y conociéndole, Jackson les hubiera desautorizado y dejado mal públicamente antes de pisar su despacho. 

Hablando de baloncesto, digamos que D’Antoni se va a encontrar jugadores muy grandes y pocos tiradores, lo contrario de lo que han sido sus recursos habituales. También a un Jordan Hill con el que acabó mal en los Knicks. Conoce a Kobe y a Howard de la selección de EEUU y puede que tenga en la cabeza al Nash del 2005 y del 2006 pero se va a encontrar con un base a punto de cumplir 39 años. También a un Kobe Bryant que no dudará en dinamitar a su entrenador si éste le resta algo de protagonismo. Y a un Pau Gasol que confiaba en ahuyentar las dudas con el regreso de Jackson y que, si en el próximo mes no van bien las cosas, podría encontrarse otra vez con su candidatura a un traspaso en el mercado. 

 

Antoni Daimiel

 

EL TRASPASO DE DWIGHT HOWARD 10 agosto, 2012 - 13:08

DESCRIPCIÓN: 

Parece cercano de confirmarse un traspaso múltiple entre cuatro equipos según el cual Los Angeles Lakers ceden a Andrew Bynum, Christian Eyenga y una primera ronda del draft a cambio de recibir a Dwight Howard, Chris Duhon y Earl Clark. Orlando Magic prescinde de Dwight Howard, Jason Richardson, Chris Duhon y Earl Clark a cambio de Arron Afflalo, Al Harrington, Nikola Vucevic, el rookie Moe Harkless, tres primeras rondas futuras del draft y una segunda ronda. Philadelphia 76ers ofrece a Andre Iguodala, Vucevic, Harklesss y una primera ronda del draft a cambio de Bynum y Jason Richardson mientras que Denver Nuggets recibe a Iguodala a cambio de Afflalo, Harrington, una primera ronda y una segunda ronda del draft. Veremos las posibilidades de extensión de contrato tanto de Howard en Lakers como de Bynum en 76ers. 

 

ANÁLISIS: 

 

Los Angeles Lakers

 Completan un verano apasionante con Mitch Kupchak presentando la principal candidatura a ejecutivo del año. Parece que la mecha de tanto fuego se fraguó en una reunión 1 vs 1 entre Jim Buss, el hijo del dueño, y Kobe Bryant. Fue una reunión en la que Mike Brown no salió muy bien parado y Buss se convenció de que los Lakers se debían jugar el órdago para los dos años que le puedan quedar de vida competitiva superior a Kobe Bryant. El dispendio económico, pese al endurecimiento de las condiciones para los que sobrepasen el límite salarial a partir del 2013, será sufragado por el contrato televisivo regional firmado para veinte años con la Time Warner por la franquicia angelina.  

Nash, Bryant, Metta World Peace, Pau Gasol y Howard con Blake, Duhon, Ebanks, Jamison, Hill, McRoberts y Clark en el banquillo forman un equipo con clara aspiración al anillo y de esa manera los Lakers rectifican y enderezan teóricamente los errores y pasos en falso dados en la 2011-12. Ahora solo falta la asignatura pendiente de Mike Brown, que tendrá que hacer funcionar a ese quinteto y a ese banquillo estando además su puesto bajo sospecha. 

 

 

Philadelphia 76ers

 Han hecho una gran operación. Desprendiéndose de Brand (amnistiado) e Iguodala se han quitado los dos salarios más altos del equipo. No hay que olvidar que ya habían obtenido previamente a Dorrell Wright, Nick Young, Kwame Brown y que perdieron a Louis Williams. Bynum les resuelve la mayor parte de sus problemas (ofensivos y de juego interior) y se puede poner las botas en el Este. Jason Richardson les da aún más profundidad en el exterior, hasta el punto que no sería extraño ver jugar a Evan Turner minutos como base. Es un equipo al que hay que exigirle una mejora de resultados. 

 

 

Denver Nuggets

 No cabe duda que Iguodala es un jugador que parece hecho para el baloncesto de George Karl. Defensa, contraataque, versatilidad y buenas condiciones para el pase, sin egoísmos. Iguodala es un Afflalo en mayúsculas y con el doble de su salario. Denver tenía un excedente en número de jugadores y digamos que ha decidido cambiar cantidad por calidad. 

 

 

Orlando Magic

 Se puede considerar que es la pata más corta de este traspaso. Es cierto que esta operación no parece peor que la que le ofreció Brooklyn Nets hace unas semanas pero los cambios previos del general manager y del entrenador han contribuido a convencer al anciano propietario Rich DeVos (86 años) para que tenga paciencia confiando en una reconstrucción. Un gran error porque debían haber sacado más potencial presente a cambio de Howard. Ahora sus vistas están puestas en el mercado del 2014. 

 

 

TRUENOS Y TORNADOS 03 junio, 2012 - 06:50

 

La final de la Conferencia Oeste, la serie del año, el duelo ideal se reduce finalmente al mejor de tres partidos. Un placer. San Antonio conquistó sensibilidades y le atrapó el gusto al que más y al que menos con su último cuarto del primer partido y el tercero del segundo. La sutileza de la excelencia, el despliegue orgásmico de la corrección, la ejecución y la lectura del juego en un momento determinante de la temporada atraparon corazones y latidos. Los más mayores por sinergia, los veteranos por nostalgia de los cuatro anillos anteriores de este equipo, los fundamentalistas de los fundamentos por su respeto a la inteligencia natural y hasta los popes del basket FIBA cayeron en la conquista de Popovich y su grupo. Muchos definían ya a los Thunder como un equipo efervescente que se había quedado sin gas, apenas sin burbujas ante la contundencia del sabor y finura de paladar de los Spurs. 

La eliminatoria se trasladó a Oklahoma City y los jóvenes Thunder demostraron ser más cabales de lo que se les dibujaba. El entrenador Scott Brooks corrigió y su primera orden en número y jerarquía fue la del marcaje defensivo de Thabo Sefolosha a Tony Parker. En los dos partidos siguientes el base francés ha promediado 14 puntos y 4 asistencias, con un 40% de acierto en los tiros de campo y solo cuatro tiros libres a su disposición en 66 minutos de juego. Serge Ibaka, el mismo que no recibió el permiso para aparecer por la pista en los dieciséis minutos finales del primer partido jugó 41 minutos en el cuarto encuentro y realizó probablemente su mejor partido en la NBA (pesando producción e importancia de la cita). Once tiros, once canastas, a un tiro acertado del record de 1975 de aquel Larry McNeill que deleitó años después en el C.B. Canarias

Y en esto llegó el comandante y mandó parar. No fue el de la barba, no. Fue Durant. Con 23 años llevó a la escuela a los veteranos Spurs. Subió al estrado y se puso a dar clase. A falta de 06.30 minutos para el final los Thunder solo estaban cuatro puntos arriba. Apareció en forma de tornado, rápido, inesperado y devastador, Kevin Durant metió dieciséis puntos seguidos. Como en una canasta de feria. Cuando cesaron los chispazos los Thunder ya estaban nueve puntos arriba y solo restaba un minuto y medio para el final. Luego, como el viento que sopla leve sobre los pedazos del desastre, Durant asistió a Harden para un triple. Después Ginobili perdió un balón tras pase fallido de esos que reducen a Pau Gasol al vudú pero, no, en este caso nadie se paró a señalar más que algún piropo al robo de Sefolosha

No se puede pasar de cincuenta días invicto a una crisis por dos derrotas seguidas. Pero nuestra memoria es perezosa y el disco duro está muy lleno de baloncesto, por eso siempre somos de lo último visto y vivido. Sin embargo los Spurs, en su campo, volverán a los libros, a las sagradas escrituras del baloncesto. Volverán a jugar de memoria pero no descuidarán la atención hacia la información meteorológica: El “Tornado Alley” (el callejón de los tornados) llega hasta Texas. Ocasionalmente el twister podría aparecer entre las Misiones y sacudir los muros de El Álamo

 

 

GASOL: EL CHIVO EXPIATORIO 21 mayo, 2012 - 06:01

 

El mundo del baloncesto le ha devuelto el modo “punching-ball” a Pau Gasol. Los Lakers están en el rincón, contra las cuerdas, un ojo virado para cada lado, en su rincón el cuidador discute con el entrenador y delante no estamos seguros si, encarnado en Oklahoma City Thunder, está Pacquiao o Mayweather. Lectura: La culpa es de Gasol. Así lo proclama en rueda de prensa corrigiendo y enmendándole la plana Kobe Bryant nada más acabar el partido. El antiguo pueblo de Israel dejaba al chivo expiatorio en el desierto, entre insultos y pedradas y se lo ofrecía al demonio Azazel. Pero ya, hasta ahí. La expiación de Gasol dura ya cinco meses. Gasol es culpable de la marcha de Odom, de que no haya llegado Paul, del contrato que tiene, del cambio Jackson-Brown y algo habrá tenido que ver en lo de Bankia

Los Angeles Lakers ganaron dos anillos (2009 y 2010) y a partir de ahí empezaron a caer. Les pasa a muchos. Tras el primer año de caída cambiaron gestores, entrenador y hubo una transformación tan amplia en la plantilla como para que ahora solo permanezcan cuatro jugadores desde el anillo conquistado hace menos de dos años. Y ahora dan muestras de estar peor. Cinco victorias y seis derrotas hasta el momento en playoffs. Pues bien, sí, digamos que Pau Gasol está peor. Gasol es peor que el de hace dos años, al menos en la NBA. O más bien, en los playoffs, porque no lo parece tanto con la selección española. También es peor Kobe Bryant tirando, asistiendo, perdiendo balones. Y Odom y Fisher ya no están. Y, por cierto, Mike Brown también parece peor que Phil Jackson

No se puede establecer una teoría a través de una acción o una línea estadística. Todo eso se ordena y se coloca en beneficio de lo que quieras. Gasol puede reclamar que juega a cinco metros del aro, que le han convertido en un jugador de complemento, una tercera (o cuarta si está Sessions) opción, que no recibe el balón en la pintura, que no dispone de posesión de balón de calidad.  Que a cinco metros del aro y con el mejor taponador de la liga encima tirar más supondría peores porcentajes. Que con Steve Blake en pista (la mayor parte de los minutos en esta eliminatoria contra los Thunder) quien sube el balón y decide en cada ataque es Kobe Bryant. Que no le salen las cuentas si él (como le pide ahora “de boquilla” Kobe) tiene que lanzar 17 tiros en el partido. Si Kobe lanza 25, Bynum, 15, Metta World Peace 10, Sessions 7, Blake 4, Hill y Barnes 3 cada uno… No salen las cuentas, no hay posesiones para tanto. Kobe puede estimar que Pau pierde el balón porque no es agresivo cara al aro rival y que él perdió dos balones cruciales en Oklahoma debido a las grandes condiciones defensivas de los Thunder. 

Kobe carga contra Gasol porque Pau no contesta o si lo hace lo hará en tono conciliador y constructivo. Esa misma línea sigue la prensa más cercana al equipo. Metta no escucha y a Bynum se le pueden cruzar los cables y liarla. Conciliador y constructivo han sido también el comportamiento y las decisiones de Pau Gasol en pista. En este equipo creció Bynum (dos años ya promediando más de 30 minutos por partido en playoffs, curiosamente los dos años de bajón de Gasol) y el único que cedió terreno fue Pau. Llegó Sessions, un base más anotador, y el único que ha cedido terreno es Gasol. Kobe Bryant tira ¡6! tiros más por partido que el año pasado en playoffs. Y Brown, que ha confundido más que aportado en el juego de ataque del equipo, ha diluido su trabajo defensivo sin ser capaz de defender a Westbrook ni de reducir a Durant. 

Los Lakers van 3-1 por detrás en las semifinales de conferencia porque son peores que los Thunder. Sin más. Lo pensábamos en Diciembre igual que ahora. Es cierto que en dos de las derrotas podían haber ganado. Si alguien quiere buscar culpables que no vea solo una jugada ni contemple una estadística.  Si no puede ver los partidos enteros que se tome la molestia de ver los dos últimos minutos del 2º partido y los ocho minutos finales del 4º partido. Algo encontrarán. Y descubrirán también a un mayúsculo Kevin Durant y a un Westbrook suelto y sin vacunar. Que también cuenta. Sin más.

 

 

EL ESTE IMPREVISIBLE 16 mayo, 2012 - 06:25

 

Si nos dicen hace tres semanas que tras dos partidos de semifinales de conferencia Indiana Pacers y Philadelphia 76ers tendrían a su favor la ventaja de campo abriríamos la boca como Mike Brown (entrenador de Lakers). Miami y Boston son aún considerados favoritos en sus respectivas eliminatorias pero el 1-1 que campa en las dos eliminatorias no es consecuencia ni mucho menos de variantes sorprendentes. 

 

Philadelphia 76ers

Un equipo controlado, vacunado contra desmanes. Ordenado y apañado, codificado y hasta provocador de escenarios donde competir en la línea de la versión dura del baloncesto defensivo y especulador que triunfó en la Conferencia Este en los años 90. En una temporada corta y densa como ésta del lockout y del asterisco hay jugadores que alcanzan ahora precisamente su mejor estado de forma. Es el caso de Jrue Holiday. Junto con el momento definitivo de la consideración de jugador importante para un número dos del draft como Evan Turner y un Iguodala hambriento para comerse físicamente a un mermado Pierce el equipo de Doug Collins quiere jugar sus bazas. Más aún si las lesiones ajenas les continúan abriendo el camino.

 

Boston Celtics

De su Big Four se mantienen en una calificación de sobresaliente Kevin Garnett y Rajon Rondo pero la limitación de una plantilla corta de efectivos fiables y las lesiones en algunos jugadores claves permanecen como amenazas acuciantes. Paul Pierce no está a un nivel correspondiente a su valía en estos playoffs. Tiene dañado un ligamento lateral de su rodilla izquierda y su emparejamiento con Iguodala le hace vivir a oscuras a la hora de lanzar a canasta en muchas fases de los partidos (5-20 hasta ahora en tiros de campo). Ray Allen está aprendiendo a vivir con la lesión en su tobillo derecho y el hombro izquierdo de Avery Bradley se sale constantemente mientras que Brandon Bass lleva tiempo en la reserva de su depósito de energía. 

 

Indiana Pacers

Desde las retransmisiones de Canal+ hemos venido avisando de la seriedad y el potencial de este equipo. Es superior en el juego interior a prácticamente todos sus rivales potenciales en el Este, más ahora después de la lesión de Chris Bosh en los primeros minutos del primer partido de esta eliminatoria. Un equipo alto, largo, ancho y profundo. Con buenos teóricos emparejamientos defensivos contra LeBron James y Wade, con la intimidación de Hibbert y los puntos fáciles de West. Ganaron en Miami el segundo partido con ajustes tácticos y una nueva rotación contra el small ball de Miami Heat (con LeBron de ala-pívot) en la que seguro que alguna intervención ha tenido el adjunto a Frank Vogel, Brian Shaw. Vogel habla de guerra y trincheras mientras que la experta afición de Indianapolis tiene ahora los dos partidos más importantes de la última década para revivir la famosa frase local de “En 49 estados es solo baloncesto… Pero esto es Indiana.” 

 

Miami Heat

Un conjunto al que le llegaron a denominar como el “mejor equipo que el dinero puede comprar” cuando Pat Riley logró reclutar en el verano del 2010 a LeBron James y a Chris Bosh resulta que se encuentra en una coyuntura envuelta de límites y una urgencia de extraperlo. Atados y carentes de recursos suficientes. Sí, está el MVP LeBron James, y está Wade. Pero con la lesión de Bosh queda más al desnudo que nunca el elenco que les rodea. Huérfanos bajo el tablero tampoco tienen colaboración de calidad ni autonomía en el perímetro. No hay costumbre de protagonismo en actores de cameos. Los Heat sólo han metido un triple de los veintiuno que han intentado en los dos primeros encuentros y en el tramo final del segundo partido Wade falló sus cuatro últimos lanzamientos y LeBron James fue taponado en su último tiro, desaprovechando sus tres últimos intentos de tiros libres. El baloncesto y el reloj corren a favor de los Pacers mientras Bosh esté fuera. Solo talentos especiales, superhéroes como James y Wade al máximo nivel lograrán que se cumplan los pronósticos. 

 

volver a la portada de blogs Y ESTO... ¿DE QUÉ VA?

Antoni Daimiel hace años que se ha convertido en la cara y voz de la NBA en la piel de toro. Ahora, en plus.es/nba te damos la oportunidad de que compruebes que también es la letra y la intención.

Sígueme en Twitter SUSCRÍBETE A RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

ÚLTIMAS ENTRADAS ÚLTIMOS COMENTARIOS CATEGORÍAS