Volver al inicio

En busca del plano Scorsese 22 abril, 2013 - 16:04

Y ustedes dirán… ¿Qué tiene que ver Scorsese  con España en serie? Pues eso mismo me preguntaba yo hasta el viernes pasado.

Era el viernes por la tarde y en la redacción no quedaba prácticamente nadie. Estaba sentado en mi sitio cuando mi compañero de enfrente, abre un correo electrónico y empieza a leer un blog. En el blog había insertado un vídeo que, a juzgar por la reacción de su cara, debía ser muy bueno. No quería ser indiscreto, pero para ser sincero, sentía curiosidad. Le pregunté qué vídeo estaba viendo y me dijo:

-A ti no te va a gustar.

-¿Por qué?- pregunté.

 -No te va a gustar cómo está montado – me dijo.

Él continuó viendo la pantalla y disfrutando del vídeo. No quería molestarle más, pero mi curiosidad, obviamente, iba en aumento. En un par de ocasiones me levanté de mi sitio fingiendo hacer varias cosas, y con el rabillo del ojo miraba su ordenador, pero no conseguía leer la url del blog. Me estaba poniendo cada vez más nervioso. ¿Por qué no me iba a interesar a mí? ¿Qué tenía que no me iba a gustar? Pensé que si no me iba a gustar, al menos debía verlo para saber cómo estaba montado, así que le interrumpí nuevamente.

-¿Y por qué no me va a gustar? – pregunté.

- Porque tú eres más clásico… - me respondió.

En ese momento sí que me dejó perplejo porque hasta entonces pensaba que yo era el más moderno del mundo, para qué os voy a engañar. Había pasado mis años universitarios colándome en todo tipo de fiestas de modernos para parecerme a ellos, había sido mi obsesión incluso después de graduarme  y cuando al fin creía haberlo conseguido, ¡zas! De un plumazo un viernes por la tarde del año más lluvioso desde que existen pluviómetros me desmontan por completo.

Para más inri mi compañero no solo es un joven productor estrella de CANAL+ sino que pertenece a un grupo de música que se encuentra en la cresta de la ola y que si hay algo que lo defina es precisamente el adjetivo “moderno”. Mi cara debía ser un poema porque al ver mi reacción se quitó los cascos y detuvo el vídeo.

- Me refiero a que eres más de plano fijo.

- ¿Fijo? Hombre fijo, lo que es fijo…

Es cierto que me gusta el plano fijo, pero si tengo un buen travelling pues me apaño también, pero con los tiempos que corren un travelling es mucho pedir.

- A veces hago zooms – Le dije- Aunque sean un poco setenteros a mi me gustan… no sé… liberan la cámara…

Yo sentía que mi cara se desencajaba cada vez más, mi inseguridad iba en aumento mientras el vídeo que mi compañero veía no hacía más que ejercer efectos positivos sobre él. Reía, lloraba, meditaba… ¡ese vídeo lo tenía todo! De repente se detuvo y me miró. Esbozó una pequeña sonrisa, apagó su ordenador y se colgó la mochila al hombro. Se dispuso a abandonarme en aquella redacción solitaria y entonces una vez más se dirigió a mí y me dijo:

- Más elegante.

- ¿Elegante?

- Sí, eres más elegante. Más de plano Scorsese.

Y ahí empezó mi fin de semana con una sonrisa de oreja a oreja porque, seamos sinceros, ¿a quién no le gusta que le digan que tiene algo que ver con Martin Scorsese? Aunque la relación sea únicamente a través de un plano, aunque solamente una vez en mis 15 años de profesión haya emulado un plano de Scorsese, aunque únicamente sea porque lo más parecido que haya a Scorsese en Tres Cantos (lugar donde trabajamos) sea yo. Ya con eso, que os voy a decir, pues me conformo.

El fin de semana pasó sin pena ni gloria, vamos, ningún éxito pero tampoco ningún fracaso alarmante. No conseguí estar en lista de puerta de ningún garito moderno, pero eso ya no importaba porque mi vida había cobrado un sentido completamente distinto. Me dediqué a desempolvar las carpetas donde guardaba los apuntes de la facultad y donde había apuntado cientos de notas sobre el cine de mis directores favoritos. Y ahí estaba, el apartado dedicado a Scorsese. Lo releí mil veces y me preparé para afrontar una semana distinta en mi vida. Un nuevo lunes de otoño pasado por agua. Pero eso qué más daba.

LLegó el lunes. Y llegué al plató. Ese día teníamos que hacer un par de entrevistas para el making de España en serie y tuvimos que montar el decorado. Fue ahí donde, como si de una revelación se tratase, me percaté que realmente mi compañero tenía razón. Era como si sintiése que alguien, desde el más allá me hablase… ¿Quizá Hitchcock o Fritz Lang? No, no era ninguno de ellos, en mi vida sólo había sitio para Scorsese.

La idea visual del decorado desde un principio giró en torno a un espacio que fuese elegante, relajante y que permitiese cambiar ligeramente la forma manteniendo siempre una imagen de referencia común. Nuestro fondo, que iba a arropar cerca de cien entrevistas debía ser luminoso y aportar profundidad. No debía tener un color estridente para no resultar cansino y debía funcionar con prácticamente todos los colores con los que nuestros entrevistados vendrían al plató. Elegimos una gama de tonos cálidos que permitían generar una atmósfera íntima y especial, que hacía que nuestros invitados estuviesen relajados y se abriesen a nosotros sin ningún pudor. Para hacer el fondo empleamos una sesión de fotografías en las que jugamos con reflejos de luces sobre fondos oscuros como si de reflejos en un taxi de Manhattan se tratasen.

ImagenBlog
Fotografías que se realizaron en plató para componer el set de España en Serie.

TaxiDriver
Fotograma de Taxi Driver

A raíz de este tipo de composiciones, llegamos a una única imagen que sería la que compondría el fondo de las entrevistas y que permitiría obtener distintas formas ya que podríamos rotarlo en todos sus ejes.

FONDO_ESPAÑA EN SERIES

Y así fue como diseñamos el primer paso para conseguir el plano Scorsese.

Casino-Martin_Scorsese-Robert_De_Niro-Sharon_Stone-Joe_Pesci-Making_Of-cine

Ya solo nos faltaban los actores. Los actores en cualquier película de Marty, como le llamamos sus colegas, tienen, sobre todo carácter. Una personalidad arrolladora que emana por cada gránulo de plata de celuloide del director.

Así necesitábamos conseguir un Travis Bickle (Robert de Niro) y una Iris (Jodie Foster) de altura, dos personajes para componer un genuino Taxi Driver. Y  ahí estaban Miguel Ángel Silvestre y Michelle Jenner, arrolladoramente atractivos y dejándose cada poro de su piel ante nuestro objetivo.

JAC_7442


JAC_7352

Era imprescindible un Jake La Motta (Robert De Niro) en Toro salvaje, que nos invitó al salón de su casa para lo que tuvimos que adaptar nuestro decorado y nos trató como huéspedes de honor dándonos toda una mañana repleta de declaraciones de amor al cine y la televisión.

JAC_1798

Poco después llegaron un Fast Eddie (Paul Newman) y un Vincent Lauria (Tom Cruise) en El Color del Dinero, ambos representando dos generaciones de actores como pocas veces se ha visto en nuestro país.

JAC_9852


 JAC_0848

Llegó el momento de Tommy de Vito (Joe Pesci) en Uno de los nuestros. Con un Antonio Resines pletórico, difícil de convencer, con las ideas muy claras y con un enorme saber hacer.

_INS7520

Danielle Bowden (Juliette Lewis) en El cabo del miedo, apareció dejando atrás su lado más teenager y demostrándonos que, a pesar de su corta edad, tiene su camino bien trazado y que por dónde camina, pisa fuerte.

_JAC7741

Tardamos en conseguir a  Ellen Olenska (Michelle Pfeiffer) en la Edad de la Inocencia, pero esta vez más que nunca la espera obtuvo su recompensa porque si alguien tiene tablas, desde luego que es ella.

JAC_0877

Nuestra  Ginger McKenna (Sharon Stone) en Casino apareció vestida de naranja con una sonrisa cautivadora que nos llevó hasta dónde quiso y nos dio todo y más de lo que pedíamos.

JAC_7561

Y por fin apareció nuestro Teddy Daniels (Leonardo Di Caprio) en Shutter Island, qué puedo decir de nuestro amigo Tristán. Mucho es poco.

_JAC6712

Pero si de series hablamos y si a series nos referimos no podría faltar un Enoch 'Nucky' Thompson (Steve Buscemi) en esa maravillosa serie que produce Scorsese y que emite CANAL+, Boardwalk Empire. Nuestro personaje, que siempre quedará entre nosotros, no podía ser otro que Pepe Sancho. Inmenso, Inmenso.

_DSC6790

Con este elenco claro está que no he tenido grandes dificultades para componer mi particular plano Scorsese. Ahora me quedan muchas horas de montaje para poder acercaros esta experiencia a todos vosotros.

¿Sabíais que Scorsese monta sus películas con la editora Thelma Schoonmaker que tiene nada menos que 73 años y que está considerada, según la web Videoblocks, como una de los 5 best “modern” day profesional movie editors

Eso, para ser sincero, con mis 37 años, me tranquiliza bastante.

Gonzalo Cabrera (Realizador)

COMENTARIOS
  • Jose Sancho, inmenso, grandioso....el mejor actor que teníamos.... que mierda que se nos fuera cuando estaba en lo mejor pero nos dejó Crematorio ...Gracias Sancho, gracias Canal Plus

    Publicado por: Carlos de Miguel 06/05/2013 en 08:44 p.m.
  • Jose Sancho, inmenso, grandioso....el mejor actor que teníamos.... que mierda que se nos fuera cuando estaba en lo mejor pero nos dejó Crematorio ...Gracias Sancho, gracias Canal Plus

    Publicado por: Carlos de Miguel 06/05/2013 en 08:44 p.m.
  • Creo que os habéis equivocado en lo básico. En "América in Prime Time" todos los entrevistados eran guionistas o creadores de series, si salía algún actor era por haber sido productor. Por eso era tan interesante, porque era un documental sobre contenidos. Aquí prácticamente todos los entrevistados son actores.

    Es muy triste. Y muy sintomático de lo que es nuestra ficción.

    Publicado por: Susana 06/09/2013 en 07:32 p.m.

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

volver a la portada de blogs

Categorías