Volver al inicio

Cinco días estupendos 23 enero, 2011 - 22:19

Todo empezó una tarde de agosto de 1992 en un pub de Bournemouth, al sur de Inglaterra. Estaba allí con más estudiantes españoles intentando aprender inglés, pero nos pasábamos más tiempo en los bares degustando la variedad de cerveza que ofrecían –me quedo con una buena pinta de Guiness-.

Eran los Juegos Olímpicos y matábamos las tardes en el mismo pub haciendo lo mismo. Aprender poco inglés, ver los juegos y beber pintas.

Esa tarde de agosto de 1992 corría Derek Redmond. Era uno de los atletas más queridos por los aficionados británicos. Conocían su historia. Había tenido muchas lesiones, había superado muchas operaciones. Valoraban ese esfuerzo, esa entrega por conseguir su sueño: una medalla olímpica.

Y allí estaba Redmond, dispuesto a correr las semifinales de los 400 metros cuando a mitad de carrera, le volvieron a aparecer sus fantasmas: otra lesión. Nunca vi tanto silencio en un pub inglés. Nunca vi tanto rostro desencajado. Nunca vi tanta desgracia en un atleta.

Soy el nuevo redactor de Informe Robinson y cuando llegué al programa tenía en mente esa historia. Se la planteé al resto de compañeros. Les gustó y me puse manos a la obra.

El contacto fue fácil. Derek Redmond tiene una página web que te remite a un teléfono. Le llamamos y nos dijo que todo lo hablásemos con su agente: Marek Kriwald. El primer pensamiento que nos vino a la cabeza es obvio: Otro que quiere trincar. Y acertamos. Pero cuando le dijimos lo que queríamos hacer, -le enviamos algunos vídeos del programa por mail para que los visionase- ya no lo volvió a plantear más.

A Marek nunca le vimos. Tan solo hablábamos con él por teléfono y nos indicaba donde teníamos que ir. Nos sentíamos como los ángeles de Charlie. Pero su ayuda fue inmensa.

Fuimos a Inglaterra -Juan Porres, Jon Becerra y yo- y todo estaba perfectamente planificado gracias a Marek. Nos puso al padre de Derek de cicerone y nos acompañó a todos los sitios que salen en el reportaje: su primer pueblo, su antigua casa, su colegio, su instituto.

Y nos llevó hasta Cambridge para intentar grabar a su hijo dando una charla a un joven atleta. Llegamos tarde, meamos detrás de un seto y nos volvimos. Pero no importó, ya teníamos a los dos grandes protagonistas del vídeo: padre e hijo.

Derek se portó muy bien con nosotros. El primer día le entrevistamos en su casa –por cierto nos sorprendió la cantidad de alcohol que tenía en la cocina y nos dijo que es que le gusta dar muchas fiestas- y nos íbamos cerca de las 12 de la noche.

Al día siguiente estábamos allí a las siete de la mañana para grabar como desayunaba la familia y acompañarle con sus hijas al colegio. Y después, de viaje en su Jaguar hasta Ipswich donde iba a dar una conferencia.

Cuando llegamos no nos dejaron grabar la conferencia. Entonces Juan Porres tuvo una idea estupenda: pues la falseamos. Le pedimos a Derek que nos recrease su discurso en una sala que estaba completamente vacía. Y Juan lo encajó perfectamente en el vídeo.

Sólo hubo un momento un poco tenso. El hecho de que el padre nos acompañara durante todo el día, le impidió cerrar un negocio –vende máquinas para hacer salchichas- de 30.000 euros. Jim –el padre- quería matar a Marek: “He perdido 30.000 euros, me ha parado la policía y yo de esto no me llevo nada. Todo por culpa de Marek”.

Otro momento un poco complicado fue el último día de grabación, cuando sale Derek corriendo por su pueblo. Todo se hizo desde el coche del padre. Jon sentado en el maletero y luego sacando la cámara por el techo solar. Tanto la mujer como Derek se tuvieron que marchar rápidamente porque a una de sus hijas se la tuvieron que llevar al  hospital. Luego no fue nada grave.

Fueron cinco días estupendos. Volvieron las pintas aunque esta vez en el bar de un asqueroso hotel de Northampton, donde conviven los ácaros y un pestilente olor a mantequilla.

Agradecimientos: A Juan Porres, el realizador del reportaje, porque habla inglés –yo sigo intentándolo- y por el enorme talento que posee y por lo que nos reímos.

A Jon Bercerra y Kike los cámaras. Los planacos de Kike con su steady en el estadio son tan grandiosos como Montjuic. 

Y a todos mis compañeros –Luis Fermoso, José Larraza, Raúl Román, Román Escoda, Edgar Delgado, Juan Porres, Javi Culebras y Ander Gómez- en mi nuevo trabajo. Gracias.

José Luis de la Osa

TrackBack

URL del TrackBack para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341c025253ef0148c7ebe784970c

A continuación figuran enlaces a los blogs que hacen referencia a Cinco días estupendos:

COMENTARIOS
  • En primer lugar felicitar a todo el equipo de Informe Robinson por este magnífico trabajo, soy un seguidor vuestro y me gustaria saber como se llama la canción que suena de fondo en tres ocasiones diferentes, es una canción ambiental sin voces y además con "pads" ambientales, después son acompañadas por ritmos de percusión!! Me ancanta la melodia encaja a la perfección con el tema.

    Muchas gracias

    Publicado por: David 03/10/11 en 23:41
  • Enhorabuena! Excelente post y muy interesante!

    Publicado por: frauen 25/02/12 en 16:33
  • Derek era un programa muy bueno para nosotros.

    Muchas gracias

    Publicado por: ThaiLove 06/01/13 en 8:20

Los comentarios en esta entrada están cerrados.

volver a la portada de blogs Y ESTO... ¿DE QUÉ VA?

En este espacio los reporteros de Informe Robinson te contaremos los entresijos de las historias del programa: lo que no se ha visto, lo que no se sabe; las curiosidades, anécdotas y detalles de nuestros reportajes. Si te ha gustado el programa y quieres saber algo más sobre los personajes o las historias de Informe Robinson, visita nuestro blog.

SUSCRÍBETE A RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

ÚLTIMAS ENTRADAS ÚLTIMOS COMENTARIOS CATEGORÍAS