Estás viendo la categoría de: Actualidad

Un All Black en Galicia 21 septiembre, 2011 - 20:42

 

Hola a todos.

Arranca la quinta temporada de Informe Robinson con un par de historias que como siempre, esperamos os gusten.

Edgar Delgado, Adolpho Cañadas, Romano Aticus y yo nos hemos encargado de contar la vida y milagros de “Un All Black en Galicia” o lo que es lo mismo, la vida y milagros de una leyenda del rugby mundial en un mundo amateur.

Os diré la verdad. Si yo fuera productor de una canal de televisión y me ofrecieran una mini serie o una película con la historia del Vigo Rugby Club le pediría al que me la hubiera facilitado que le rebajara algún golpe de guión. Suceden demasiadas cosas increíbles, demasiadas carambolas. No sé.  Os suena la frase esa de que a veces la realidad supera la ficción. Pues eso.

La idea de un equipo de barro, frio y derrota que años después logra el sueño de jugar en División de Honor ya de por sí sola es muy atractiva. Si además le añades que uno de los responsables de la machada es un ex All Black, pues la historia crece. Pero es que además, ese All Black viene a Vigo buscando las raíces del deporte harto de un mundo profesional que le pasó por encima.

Lejos de todo este efecto dominó que vertebra la historia se esconde uno de los relatos más puros con los que me he encontrado. Personajes deliciosos, situaciones maravillosas, anécdotas, afán de superación, sacrificio y pasión por un deporte tan puro como el rugby.

Gracias a todo el Vigo Rugby Club. Gente maravillosa, hospitalaria y paciente con nosotros. Gracias a David Espinar por una llamada que me pilló en la playa y en la que me hablaba de una historia que estaba pasando en Vigo.  

No os perdáis el reportaje de Fernando Llorente en la India. Obra de Raúl Román, Juan Porres y Adolpho Cañadas.  Una maravilla. Lo mismo que el avance de uno de los dos videos que conformaran el Informe de octubre, obra de José Larraza. Dará mucho que hablar. Al tiempo.  ¡Ah! Y obligatorio el musical de bienvenida que se ha marcado Javi Culebras. Dos minutos y medio con algunas de algunas de las mejores imágenes que pasaron por nuestra cuarta temporada.

Empezamos la quinta. No hay quinto malo. Eso dicen.

Luis Fermoso

 

Buena gente 29 marzo, 2011 - 19:13

Hay reportajes que persigues durante mucho tiempo. Los tienes en la cabeza y crees en ellos. No paras de llamar a personas, a instituciones, a donde haga falta. Los persigues (los reportajes) durante meses. Y acaban de dos formas: o los haces, y la satisfacción es tremenda, o van a parar a la papelera, acompañados de toda la documentación recopilada de manera baldía, con la frustración que cualquiera puede imaginar.

Hay otras ocasiones en las que el reportaje surge de repente, como quien no quiere la cosa. Alguien te dice: “Oye, ¿has oído hablar del caso de X?”, o “¿Te suena Y?”. Puede ser hasta el primo de tu cuñado; pudo surgir la idea al leer un breve en una revista de punto de cruz. Entonces, te pones a investigar, recabas información. Esos reportajes también pueden terminar de dos formas: hay tema, y vamos adelante con el repor; o, por el contrario, la persona que, con toda su buena voluntad, te puso sobre una pista, se equivocaba. El asunto también va a parar a la papelera, junto a la revista de punto de cruz.

Y hay un tercer tipo. Los llovidos del cielo. Se da cuando alguien de la redacción maneja un tema, tiene en él toda la fe, pero considera que encaja mejor en “tu”, en “nuestro” programa. Un tema Informe Robinson. Si la persona que lo comenta es de toda confianza, no hay dudas. Así ocurrió en nuestro reportaje sobre Serge Ibaka. Llegó a nosotros a través de un tipo que lo sabe todo sobre baloncesto USA. Que lo cuenta con más gracia que nadie. Que tuvo la grandeza de pensar eso, que nosotros, por las características de nuestro programa, podríamos sacarle más partido, cuando él ya tenía el asunto cerrado y podría haberlo hecho él mismo. Voy a recurrir al tópico: un gran profesional y una mejor persona. Mi amigo Jose Ajero, que además estuvo durante todo el montaje contestando, armado de paciencia, a todas las dudas que me iban surgiendo. Muchas gracias, brother.

Gracias a Ajero pudimos conocer a un chaval que llegó a España con 16 años de un país que había vivido una guerra civil (paréntesis histórico-geográfico: Congo Brazzaville, o República del Congo, el antiguo congo francés, no confundir con Congo Kinshasa o República Democrática del Congo, antiguo Zaire o Congo belga). Que había perdido a su madre con 7 años. Que tenía 17 hermanos. Y al que, estoy convencido, mucho se le tendrán que torcer las cosas para no cumplir con sus objetivos, porque este chico no ha hecho otra cosa en su vida que trabajar y trabajar para cumplir un sueño.

Aunque las facilidades que nos encontramos en el club no fueran exactamente las que pensábamos; aunque Oklahoma City no sea el sitio que recomendaría a nadie para vivir, a no ser que adores los centros comerciales gigantescos, la comida rica en grasas polisaturadas y no tener nada atractivo que hacer en todo el día; aunque eso pasara, el reportaje nos permitió conocer a Anicet Lavodrama, alguien encantador y enormemente culto, que ahora trabaja con la agencia de representación U1 Sports. En la agencia pudimos conocer a Pere Gallego, a Jordi Vila. Gente que nos facilitó el trabajo. En el Barça, nos volvieron a abrir las puertas para hablar con Jordi Ardèvol, alguien que fue capaz de irse a vivir con un chico que no conoce y convertirse en su hermano-padre por un tiempo. En Manresa, todas las facilidades también para hablar con Igor Ibaka, que trata de recorrer el mismo camino que abrió su hermano. Suerte, Igor, y gracias otra vez a todos.

Hablemos de Serge. Serge Ibaka tiene un “tic”, podríamos decir. Cuando habla, ríe, a no ser que lo haga de algún asunto que afecte de lleno a su corazón. Pero en ocasiones se le escapa un gesto, como una especie de sonrisa cuando acaba de soltar algo en lo que cree. Entorna los ojos y te mira. Ocurre cuando ha hablado de su superación, de su lucha, de su juego, de su futuro. Es un gesto de orgullo. Un gesto de ganador.

Serge Ibaka tiene más. Tiene un background a sus espaldas (así se puede, pedazo de espaldas), un pasado, que no le permite tratar a la gente si no es de manera normal. Ibaka es la antiestrella, es el chaval que no para de reír, que se esfuerza por aprender idiomas, por mejorar su juego. Al que no le cuesta hacer amigos.

En estos tiempos en que soplan vientos raros, en la vida, en la profesión, es un placer poder tratar con buena gente. Como Serge Ibaka, como Jose Ajero. Como el realizador Edgar Delgado, que le ha echado más horas y más ganas que nunca y que, otra vez, ha sido más paciente que nadie con el que esto escribe. Gracias.

Nota final dirigida a voyeurs: para las personas que resulten subyugadas por el aspecto físico del crack, o para profesores de anatomía, les recomiendo busquen en Internet las sesiones de fotos de Serge para las revistas Edge o ESPN Magazine. Alguna, y supongo que alguno, necesitarán babero. Ya me entienden.

Raúl Román

I WANNA BE AN FC 28 enero, 2011 - 18:00

A estas alturas es muy probable que sepan cómo y por qué surgió el Football Club United of Manchester, FC, “efsí”, para sus seguidores. Si no, lo refrescamos: viajemos a 2005. Malcolm Glazer, multimillonario estadounidense, judío, de origen lituano, se hace con la mayoría de las acciones del Manchester United, contra la opinión y oposición de la práctica totalidad de la afición. La familia Glazer también había comprado en 1995 el equipo de fútbol americano Tampa Bay Buccaneers,  y hay que reconocerlo, habían ganado la Super Bowl, primera del club, en 2002.

Pero un grupo de aficionados convoca una asamblea. Deciden que no les gusta que su club sea comprado por un magnate, como no les gustó que hubiera sido convertido en una sociedad anónima. De la asamblea surge la decisión de crear un club: el FC United, que comienza desde lo más bajo, la 9ª División inglesa (hoy ya militan en la 7ª). (Inciso: los amigos del C.A.P. Ciudad de Murcia, a los que ha gustado mucho el reportaje, han emprendido un camino similar al del FC, desde las cenizas de los extintos Ciudad de Pina y Ciudad de Lifante. Un saludo y un empujón desde aquí. Seguiremos su pista).

Los aficionados del FC United odian a los Glazer, como casi todo el mundo en Manchester, al menos los aficionados de siempre del gran Man United. Acuden en tropel a los partidos. No paran de animar y de cantar (aquí podrás echar un vistazo a su británico ingenio:  http://www.fcunited.ru/en/songs.php ). Viajan con el equipo siempre que pueden. Venden bufandas y memorabilia para sufragarse. Y beben cerveza, pero (casi) nunca meten la pata. O sea: disfrutan. Y adoran a sus chicos.

Los chicos son Ben Deegan, el chaval lleno de tatuajes bajo la camiseta, que vive en las afueras de la ciudad, muy en las afueras, al que sus compañeros adoran porque no para de hacer bromas. Sus abuelos maternos son rusos: si te fijas en sus planos en la entrevista, verás que tras él aparecen unas matrioskas (las muñecas huecas rusas que cada una contiene otra igual más pequeña en el interior, a veces hasta el infinito), una herencia familiar. Ben trabaja colocando ventanas. Y tiene un acento endemoniado que a veces recuerda al de, por ejemplo, Brad Pitt en “Snatch”.

Son Carlos Roca, que trabaja como asesor teléfonico de seguros e inversiones, que tiene un padre mallorquín (en realidad, el padre de Carlos pasa largas temporadas en Palma), adora al Barça y mataría por jugar en la Liga. Y al que le gustaría conocer a David Silva, que ahora vive en su ciudad porque fichó por el City, para enseñarle la noche mancuniana.

Son Nicky Platt, el centrocampista que se dedica a adecentar un campo de golf, y que nunca pensó, cuando vivía en Liverpool y adoraba al equipo de Anfield, que algún día se enorgullecería de la pasión que iba a despertar en unos aficionados de siempre del United. Resulta casi enternecedor escuchar a Nicky.

Son Sam Ashton, el chico de 24 años que juega de portero, que tiene una preciosa niña de dos años. Llegó a debutar en la Premier con el Bolton, casi como favor que le hizo su entrenador a petición suya, según confiesa. Sam, con la eterna sonrisa que siempre decora su rostro, trabaja enseñando a jugar al fútbol a niños discapacitados. Y le encanta.

A nosotros nos encantó conocerlos a ellos y a su club. Comprobar que hay un grupo de aficionados al fútbol contrarios a que los clubes sean tratados como empresas, como sociedades anónimas (no paraban de poner como ejemplo a Real Madrid o Barcelona, como entidades privadas propiedad de sus socios, lo que para ellos debería ocurrir también con su pese a todo querido Man United). Una especie de aldea gala a lo Astérix que resiste rodeada, que pugna por crecer y que, es mi sensación, se ha llegado a convertir en una incómoda china en el zapato de los Glazer. Vivir con ellos su historia de “matagigantes” en la Copa inglesa (no desvelemos lo ocurrido, para los que no hayan visto el video), y su pasión.

Para los que se interesen por su futuro más cercano: el club planea construir un nuevo estadio (ahora no lo tienen propio) en un barrio, Newton Heath, donde se creó el originario Manchester United, como equipo de ferroviarios, en el s. XIX. Para ello han creado un imaginativo sistema de financiación que pretende también involucrar a los vecinos de la zona, un área bastante deprimida, que se vería beneficiada por el establecimiento del FC en el barrio. El modelo, bautizado como Community Shares, esta explicado en la web del club, y pretende ser exportado a cualquier entidad que se interese por él. (http://www.fc-utd.co.uk/communityshares ).

Sólo nos quedó la decepción de no haber podido hablar con ninguna voz autorizada del Manchester United (es muy posible que el reportaje esté cojo por ese lado, pero no será por falta de tentativas de nuestra parte). A cambio, el placer de haber podido saborear algo muy parecido al sentido real que uno le imagina al juego de fútbol, en su esencia más británica. Haber cantado con ellos lo de “aiguonabíanefsí”. Y, en lo más personal, haber tenido la suerte de trabajar de nuevo con el tan creativo como resolutivo realizador Juan Porres, y con Adolpho Canhadas, estratósferico cámara. Como un antiguo anuncio de Philips: mejores no hay (http://valelapenaescuchar.blogia.com/2010/121701-navidades-philips-mejores-no-hay.php).

 

Raúl Román

volver a la portada de blogs Y ESTO... ¿DE QUÉ VA?

En este espacio los reporteros de Informe Robinson te contaremos los entresijos de las historias del programa: lo que no se ha visto, lo que no se sabe; las curiosidades, anécdotas y detalles de nuestros reportajes. Si te ha gustado el programa y quieres saber algo más sobre los personajes o las historias de Informe Robinson, visita nuestro blog.

SUSCRÍBETE A RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

ÚLTIMAS ENTRADAS ÚLTIMOS COMENTARIOS CATEGORÍAS