Estás viendo la categoría de: Serge Ibaka

Buena gente 29 marzo, 2011 - 19:13

Hay reportajes que persigues durante mucho tiempo. Los tienes en la cabeza y crees en ellos. No paras de llamar a personas, a instituciones, a donde haga falta. Los persigues (los reportajes) durante meses. Y acaban de dos formas: o los haces, y la satisfacción es tremenda, o van a parar a la papelera, acompañados de toda la documentación recopilada de manera baldía, con la frustración que cualquiera puede imaginar.

Hay otras ocasiones en las que el reportaje surge de repente, como quien no quiere la cosa. Alguien te dice: “Oye, ¿has oído hablar del caso de X?”, o “¿Te suena Y?”. Puede ser hasta el primo de tu cuñado; pudo surgir la idea al leer un breve en una revista de punto de cruz. Entonces, te pones a investigar, recabas información. Esos reportajes también pueden terminar de dos formas: hay tema, y vamos adelante con el repor; o, por el contrario, la persona que, con toda su buena voluntad, te puso sobre una pista, se equivocaba. El asunto también va a parar a la papelera, junto a la revista de punto de cruz.

Y hay un tercer tipo. Los llovidos del cielo. Se da cuando alguien de la redacción maneja un tema, tiene en él toda la fe, pero considera que encaja mejor en “tu”, en “nuestro” programa. Un tema Informe Robinson. Si la persona que lo comenta es de toda confianza, no hay dudas. Así ocurrió en nuestro reportaje sobre Serge Ibaka. Llegó a nosotros a través de un tipo que lo sabe todo sobre baloncesto USA. Que lo cuenta con más gracia que nadie. Que tuvo la grandeza de pensar eso, que nosotros, por las características de nuestro programa, podríamos sacarle más partido, cuando él ya tenía el asunto cerrado y podría haberlo hecho él mismo. Voy a recurrir al tópico: un gran profesional y una mejor persona. Mi amigo Jose Ajero, que además estuvo durante todo el montaje contestando, armado de paciencia, a todas las dudas que me iban surgiendo. Muchas gracias, brother.

Gracias a Ajero pudimos conocer a un chaval que llegó a España con 16 años de un país que había vivido una guerra civil (paréntesis histórico-geográfico: Congo Brazzaville, o República del Congo, el antiguo congo francés, no confundir con Congo Kinshasa o República Democrática del Congo, antiguo Zaire o Congo belga). Que había perdido a su madre con 7 años. Que tenía 17 hermanos. Y al que, estoy convencido, mucho se le tendrán que torcer las cosas para no cumplir con sus objetivos, porque este chico no ha hecho otra cosa en su vida que trabajar y trabajar para cumplir un sueño.

Aunque las facilidades que nos encontramos en el club no fueran exactamente las que pensábamos; aunque Oklahoma City no sea el sitio que recomendaría a nadie para vivir, a no ser que adores los centros comerciales gigantescos, la comida rica en grasas polisaturadas y no tener nada atractivo que hacer en todo el día; aunque eso pasara, el reportaje nos permitió conocer a Anicet Lavodrama, alguien encantador y enormemente culto, que ahora trabaja con la agencia de representación U1 Sports. En la agencia pudimos conocer a Pere Gallego, a Jordi Vila. Gente que nos facilitó el trabajo. En el Barça, nos volvieron a abrir las puertas para hablar con Jordi Ardèvol, alguien que fue capaz de irse a vivir con un chico que no conoce y convertirse en su hermano-padre por un tiempo. En Manresa, todas las facilidades también para hablar con Igor Ibaka, que trata de recorrer el mismo camino que abrió su hermano. Suerte, Igor, y gracias otra vez a todos.

Hablemos de Serge. Serge Ibaka tiene un “tic”, podríamos decir. Cuando habla, ríe, a no ser que lo haga de algún asunto que afecte de lleno a su corazón. Pero en ocasiones se le escapa un gesto, como una especie de sonrisa cuando acaba de soltar algo en lo que cree. Entorna los ojos y te mira. Ocurre cuando ha hablado de su superación, de su lucha, de su juego, de su futuro. Es un gesto de orgullo. Un gesto de ganador.

Serge Ibaka tiene más. Tiene un background a sus espaldas (así se puede, pedazo de espaldas), un pasado, que no le permite tratar a la gente si no es de manera normal. Ibaka es la antiestrella, es el chaval que no para de reír, que se esfuerza por aprender idiomas, por mejorar su juego. Al que no le cuesta hacer amigos.

En estos tiempos en que soplan vientos raros, en la vida, en la profesión, es un placer poder tratar con buena gente. Como Serge Ibaka, como Jose Ajero. Como el realizador Edgar Delgado, que le ha echado más horas y más ganas que nunca y que, otra vez, ha sido más paciente que nadie con el que esto escribe. Gracias.

Nota final dirigida a voyeurs: para las personas que resulten subyugadas por el aspecto físico del crack, o para profesores de anatomía, les recomiendo busquen en Internet las sesiones de fotos de Serge para las revistas Edge o ESPN Magazine. Alguna, y supongo que alguno, necesitarán babero. Ya me entienden.

Raúl Román

volver a la portada de blogs Y ESTO... ¿DE QUÉ VA?

En este espacio los reporteros de Informe Robinson te contaremos los entresijos de las historias del programa: lo que no se ha visto, lo que no se sabe; las curiosidades, anécdotas y detalles de nuestros reportajes. Si te ha gustado el programa y quieres saber algo más sobre los personajes o las historias de Informe Robinson, visita nuestro blog.

SUSCRÍBETE A RSS

¿Qué es RSS? Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

ÚLTIMAS ENTRADAS ÚLTIMOS COMENTARIOS CATEGORÍAS